La problemática del aire en redes y acueductos es de larga data. El agua tiene en todo momento aire disuelto que se manifiesta en forma de burbujas ante cambios de presión o temperatura. El aire también ingresa al sistema en los bombeos.

Este aire se acumula en los puntos altos del sistema, si no es liberado genera una pérdida de carga localizada que afecta (disminuye) el caudal de agua transportado. Con el paso del tiempo, si el aire no es retirado, se sigue acumulando llegando en algunos casos a provocar a la obstrucción total de la cañería.

La válvula de aire automática -o de purga- libera este aire acumulado en los puntos altos durante la operación, permitiendo transportar la totalidad del caudal  para el que originalmente fue diseñado el sistema. Asimismo al eliminar la perdida de carga localizada causada por el aire acumulado, disminuyen los gastos de energía eléctrica en los bombeos.

Durante el llenado de la tubería es necesario retirar el aire, y durante el vaciado ingresar aire para evitar las presiones negativas y el eventual colapso de la tubería. Para estas dos situaciones es necesario colocar válvulas de aire cinéticas.

Existen modelos de válvulas de aire tanto para agua potable como agua residual (saneamiento).

Nuestro departamento de ingeniería brinda el servicio de dimensionado de válvulas de aire. Consúltenos.